Skip to content

Gallinita verde

25/11/2010

Las olas forman la playa de arena que rompe a la ola

El cauce dirige al agua que al correr escava el cauce

Salen del árbol semillas, de ellas una da el sauce

Es bola puesto que gira y gira puesto que es bola

 

Es armadura de ozono un hijo de clorofila

De ultravioletas poderes que al planeta redibuja

Seres que se desarrollan dentro de aire en su burbuja

Planeta al que se adapta vida que al mismo astro afila

 

Del aire toma el carbono que a la atmósfera retorna

El vegetal que oxigena, tóxico elemento crea

Que no hay ni en Marte ni en Venus; sólo hay donde el gen se lea

Y rápido nuestro astro con nuevos seres se adorna

 

Es la tierra que alimenta un producto de la muerte

Muerte que no hay si no hay vida que es para el superviviente

Suelo y roca son la vida, el mineral floreciente

Agua que arrastra al elemento abandonado a su suerte

 

Nada es algo que no es todo: la esencia no es la mímica

Creí ser pero sé que estoy pues todo es aire agua y roca

Alma en mente es energía la física no se equivoca

Caprichosa y pintoresca la biótica química

 

La raíz se hace su hueco entre la piedra cavando

Nidos hace el pajarito, la hormiga hace el hormiguero

Ratas cavan madrigueras, jarras hace el alfarero

Y sus huevos la gallina a este ritmo va cambiando

 

De roca se hace la planta que pasa a roca de nuevo

Cavan termitas madera, el conejo su agujero

Los castores hacen presas así como el ingeniero

Y de lo que se alimenta la gallina hace su huevo

 

Corre Alicia en el espejo para estar en el presente

Gallina de huevos de oro, es que de oro se alimenta

Es polvo toda la gente y con ello se contenta

El planeta no es planeta sin la vida contingente

 

Sobre la tierra no vivo pues parte de la tierra soy

Pertenezco a la atmósfera soy líquido y también fuego

¡Ay mi gallinita verde de los tuyos soy un huevo!

¡Ay mi gallinita verde nunca un veneno te doy!

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 25/11/2010 19:20

    La hipótesis Gaia (Lovelock, 1979) es una de las más revolucionarias propuestas de la teoría ecológica. Esta hipótesis –que difícilmente podrá ser contrastada para pasar a ser teoría- propone que las actuales condiciones ambientales de la tierra no son realmente las óptimas para la vida per se; por el contrario serían los seres vivos los que habrían modificado la tierra una vez tras otra para luego adaptarse a los cambios generados.
    Tres ejemplos destacables son los de la capa de ozono, el oxígeno de la atmósfera y la edafosfera (suelo fértil auto-organizado). Ozono y oxígeno son gases muy raros en planetas deshabitados, y lo fueron en una Tierra muy primitiva. En ausencia de ozono, las energéticas radiaciones ultravioletas causantes de mutaciones hacen inviable la vida no acuática. Las primeras bacterias fotosintéticas marinas, los estromatolitos, formaron la capa de ozono permitiendo que los genes tomaran tierra firme. La evolución de las plantas terrestres y su apogeo carbonífero inundaron el aire del oxígeno diatómico que casi todos los seres respiramos hoy. Además las tierras fértiles que permiten que exista la vegetación actual son también el resultados de millones de años de deposición de cadáveres y hojarasca sobre roca inalterable. Sin embargo, existen múltiples ejemplos posibles; incluso el actual clima de la tierra, incluyendo la actividad humana, es un resultado de la vida en la tierra.
    Todo así, puede decirse que los seres vivos se adaptan a los ambientes del planeta tanto como el planeta se va adaptando a la presencia de los seres vivos y su evolución. Por ello no es correcto decir que todas las condiciones ambientales del planeta azul son perfectas para la aparición de la vida, sino que, más bien, son consecuencia de la misma (excepto de la fundamental presencia de agua líquida).
    La evolución es como una carrera en el tiempo; si una especie deja de “correr” con las otras, los cambios en el planeta que estas últimas provocan destinarán a la primera a extinguirse. El ser humano, como animal, tiene el derecho y el deber de modificar la tierra para explotar sus recursos y sacar adelante sus poblaciones. Pero como todo derecho, implica ciertas responsabilidades, especialmente en el caso de un ser civilizado que dispone de una desarrollada conciencia.

    Las rocas calizas, una gran parte de las rocas de la corteza terrestre, son muy a menudo rocas de origen biológico o fósil.

    Los ciclos biogeoquímicos de elementos como el carbono, el nitrógeno o el azufre muestran como los átomos pasan continuamente desde los seres vivos al aire, el agua o la roca, lo que hace que desde el punto de vista físico no seamos realmente tan “diferentes”.

    En “Alicia a través del espejo” la reina de corazones le recomienda a la protagonista de correr todo lo rápido que pueda, pues de lo contrario se quedará estancada en el tiempo. Esta historia ha sido empleada como metáfora en la biología evolutiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: